Después de la revisión, Zea concluyó que “hay muy buena oferta de pescado para la celebración de la Semana Mayor” y que además de la cadena de frío se “está cumpliendo con las temperaturas”, señaló el Gobierno en un comunicado.

Asimismo, La Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP) verificó, según el ministro, que se están cumpliendo las normas para poder vender el pescado, que se encuentra desde los 5.000 hasta los 10.000 pesos por libra. Incluso, la libra de cachama, de acuerdo con la cartera agropecuaria, se encuentra desde los 4.400 pesos.

Se espera que para lo que resta de Semana Santa el consumo de pescado incremente entre un 12 % y 15 %, que equivalen a 28.000 toneladas, aproximadamente, pese a la emergencia del coronavirus, por las que está restringida las salidas a las calles.

Zea reiteró que el Ministerio de Agricultura, junto al de Salud y el de Comercio, está regulando los precios costos de varios productos de primera necesidad para que los inescrupulosos no se aprovechen de la crisis y especulen con los precios.

Por ahora, la central de abastos de Bogotá se encuentra cerrada por labores de limpieza y volverá a abrir sus puertas este sábado, sobre las 4 de la tarde, para que sus clientes puedan abastecerse para la semana de ‘pico y género’ que se viene.