Por el contrario, los alumnos inmigrantes cuyas clases en los campus universitarios fueron canceladas para ser dictadas de manera remota, deberán salir del territorio norteamericano o tomar otras medidas, afirmó Finanzas Personales.

Las visas de estudiantes que podrán ser suspendidas por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos son las F-1 y M-1, que corresponden a estudios académicos y estudios vocacionales, respectivamente, aclaró Infobae.

Para quedarse en el país manteniendo el estatus legal, los individuos deben demostrar que sus cursos serán presenciales, que se trasladarán a una escuela que sí ofrecerá clases en su plantel educativo o que estudiarán en un instituto de modelo mixto, compuesto, en su mayoría, por clases presenciales.

Quienes no cumplan con ninguna de las excepciones mencionadas y permanezcan en Estados Unidos, se podrían enfrentar a un proceso de deportación, explicó el portal de finanzas.

Estas medidas, que están siendo tomadas por los efectos de la pandemia de la COVID-19, también retrasarán la entrega de ciertas visas de trabajo y permisos de residencia solicitados desde el extranjero.