Con cerca de 9 meses en el cargo, y con una amplia experiencia en el sector público y privado, esta abogada ha logrado recortar el tiempo en que se realizan varios trámites en la entidad, el estudio y aprobación de los proyectos y otras de las funciones que cumple este Fondo privado.

En entrevista con Pulzo, Raquel Garavito detalló algunas de las labores más importantes que tiene Fontur como misión y el gran reto que se trazaron en la administración del presidente Iván Duque: lograr que el turismo sea el nuevo petróleo de Colombia.

¿En qué está ahorita Fontur? Hablemos de esos proyectos que tienen actualmente y a qué le apuntan.

Antes de mirar qué es lo grande que tenemos, es importante entender qué es Fontur porque hay mucha gente que no sabe a qué nos dedicamos nosotros.

Fontur es el brazo ejecutor del turismo en Colombia. ¿Eso qué significa? Nosotros somos los que hacemos que las cosas pasen, nosotros convertimos en realidad esos proyectos que nacen o en la mente de un gobernador, de un alcalde, de la misma comunidad para que se hagan realidad y trabajamos en 3 líneas.

Somos la mano derecha, tanto a nivel nacional como a nivel departamental, de toda la promoción turística interna. La producción turística externa la hace Procolombia, que vende el país en el exterior y nosotros somos los que vendemos el país en el interior. Un ejemplo, nosotros queremos hacer una promoción del Vichada para otros departamentos, entonces somos los que ayudamos al Vichada a que hagan esas campañas de promoción.

¿Cuáles son las 3 líneas en las que se basa el trabajo de Fontur?

Primero está toda la línea de promoción, no solo en destinos sino en actividades, carnavales, ferias, momentos importantes en esas regiones, también les ayudamos en todas sus campañas de promoción.

El otro tema, que es muy importante, digamos que es uno de los que va tener mayor impulso yo creo que en los próximos dos años, es todo el tema de fortalecimiento en temas de educación o de formación.

Por medio de Fontur capacitamos en los distintos eslabones de la cadena del turismo: podemos hacer cursos, diplomados y seminarios. Desde manejo de residuos en la cadena, por ejemplo cómo los hoteles deben hacer el su manejo, hasta cursos de bilingüismo. Entonces nosotros hacemos un apoyo en toda la cadena de formación.

¿Quiénes se benefician en esto último: los dueños de hoteles o todo el entorno turístico?

Toda la cadena. Por ejemplo, puede ser el mismo empleado del hotel o puede ser dirigido a  la policía de turismo. O sea, cualquiera que tenga que en la cadena se puede beneficiar. Muchas veces tenemos también colegios amigos del turismo con guías, el público objetivo de ese tipo de cursos es de acuerdo con el curso que estemos dictando.

Tenemos unos gremios que venían muy chiquitos y en los últimos 3 años se han ido fortaleciendo y yo creo que ellos van a marcar la parada en la próxima década porque Colombia se ha vuelto un país de experiencias y son los gremios que agrupan empresas que van dirigidas a ese tipo de turismo.

Sin que vayan a desaparecer los gremios grandes que son los de los hoteleros, de las agencias de viajes, de las aerolíneas, estos siguen manteniendo una relevancia pero hay unos gremios nuevos que están empezando a surgir, entonces digamos que ese es el segundo tema del que nosotros nos ocupamos.

¿Y el tema de infraestructura?

El que genera un impacto directo mucho más fuerte es el tema de infraestructura. En Fontur somos los encargados de hacer la infraestructura pública del país en materia de turismo: la gente muchas veces nos busca porque quiere que los ayudemos en el tema de un hotel. No, nosotros no hacemos hoteles, nosotros no hacemos spas.

Nosotros hacemos infraestructura pública. ¿Qué es eso? Senderos, malecones, centros de convenciones, plazoletas de pueblos patrimonio, todo este tipo de infraestructura que se requiere para que los turistas puedan acceder a un determinado sitio.

En una rueda de prensa escuché que una de las misiones de Fontur es hacer cumplir los sueños de los departamentos en los municipios, en todo lo que tiene que ver en turismo ¿Desde cuándo empieza esa etapa?

Hay dos formas de hacerlo: ¿Nosotros qué somos? Somos el ejecutor de la política de turismo. ¿Quién establece la política de turismo, como cualquier otra política del gobierno Nacional? El Gobierno; y ¿quién es el interlocutor válido? El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Es el Ministerio el que dice mire durante el próximo cuatrenio nos vamos a enfocar en tales regiones o nos vamos a enfocar en tales tipos de proyecto. Entonces quién dice en líneas generales qué se va a hacer es el Gobierno Nacional por intermedio del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Cuando una región o un gremio quieren hacer un proyecto específico, los proyectos nacen en el 80 % de las ocasiones en las regiones y para nosotros, que hemos conformado en Fontur, nos hemos vuelto un equipo absolutamente regional, con una mentalidad regional y eso es importante que lo tengamos en cuenta porque solo cuando tú entiendes el país desde la región sabes si ese proyecto es afín.

No es lo mismo hacer un proyecto para Medellín que hacer un proyecto para Tunja, son completamente distintos. Luego, tú tienes que conocer el país para saber si lo que te están presentando es de verdad lo que tienes que hacer.

Entonces, ¿sí cumplen sueños en materia de turismo?

Cuando yo digo que cumplimos los sueños es un poco verdad porque todos los proyectos que salen, salen de la cabeza de alguien que se apasiona con el tema del turismo.

El turismo tiene una cosa y es que genera pasión, genera amor por la región.

¿Qué proceso deben cumplir los proyectos que les presentan en Fontur?

¿Qué hacemos nosotros? Tan pronto nos llega el proyecto lo primero que hacemos es entrar en contacto con quien fue el proponente del proyecto. El proponente puede ser la entidad territorial (gobernaciones y alcaldías), el proponente puede ser un gremio y la tercera línea son cualquier aportante de la contribución parafiscal si se unen 5.

Entonces, una vez nos llega a nosotros el proyecto a Fontur, nos ponemos en contacto con el proponente porque es el contacto con la región, no solo desde lo técnico sino desde cuál es el fin del proyecto, porque muchas veces la ficha que nos presentan (que es un papel en el que no se puede meter todo) no te dice el fin, entonces ahí es el momento en el que nos sentamos con la región y le decimos “ok ¿Qué es lo que usted quiere?”.

¿Y ese proyecto tiene que ir enfocado a infraestructura o puede ser que beneficie mi sector?

Tiene que ser del bien común pero puede beneficiar un sector. Por ejemplo, se puede promover una zona para generar mayor turismo.

¿Cómo se maneja el presupuesto por regiones, cuál es el presupuesto que tiene Fontur ahora y cómo está dividido?

Realmente, el presupuesto de turismo no es muy grande, yo lo que creo es que se ha podido hacer una buena distribución presupuestal este año. Este año tuvimos un presupuesto que es más grande que el que usualmente manejamos nosotros porque pudimos hacer apropiación de recursos de vigencias anteriores, habían unos recursos que no se habían invertido en el año 2018, en el año 2017 y pudimos vincularlos a nuestro presupuesto, tuvimos un año súper impactante.

Nosotros no tenemos un presupuesto tan grande, sin embargo, hay una línea que no se ha explotado en años anteriores a pesar de que Fontur dentro de su línea jurídica lo puede hacer y es el ingreso de donaciones o cooperación internacional.

¿Pero el presupuesto actual cómo se distribuye entre los municipios?

No necesariamente se hace una distribución específicamente departamental, sino por necesidades regionales. Digamos que hay regiones que la inversión es mucho menor. O sea no es lo mismo hacer una implementación en Cartagena, donde los recursos son muy costosos que hacerla en un parque natural. Entonces decir que hay una formula exacta, no la hay, depende de la necesidad del proyecto.

Por: Carlos Díaz

Subdirector editorial / Pulzo