Mauricio Paba, Jorge Uribe y José Mendoza son los tres empresarios que denunciaron haber sido víctimas de copia de Simón Borrero, fundador de la aplicación móvil, de acuerdo con un documento conocido por El Tiempo,  que dice que la idea inicial de los empresarios fue contratar a unos desarrolladores que ejecutaran el proyecto, que pudiera conectar a las personas que necesitaban hacer diligencias, con las que las realizaran.

Asimismo, el demandante señala que contrató a la firma Imaginamos S.A.S, de la que era cabeza Borrero, para darle vida a ‘Kuiky’, pero que él nunca entregó el trabajo terminado, destacó el periódico.

“Mi cliente se da cuenta de que Borrero se estaba demorando mucho y empezó a decirle que por qué se demoraba con la aplicación. Luego, a las dos semanas, Simón sacó una aplicación que se llama Rappi, que es idéntica, es más, el nombre es Rappi y Kuiky, que en español traduce rápido”, dijo el abogado Humar Jaramillo al medio.

El profesional destacó además que sus clientes tienen cómo probar que la idea del negocio era suya y que pedirán a las autoridades que investiguen a los creadores de Rappi por violación a los derechos de autor, enriquecimiento ilícito de particulares, uso indebido de información y otros delitos, añadió El Tiempo.

Es de recordar que Rappi ya tiene abierta una investigación formal en la Superintendencia de Industria y Comercio, por incumplir algunas órdenes que le dio la entidad respecto a sus servicios, derecho al retracto de sus consumidores y otras, informó Blu Radio.