En el estudio que presentó el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), este miércoles, se dijo que aunque la población ocupada en el país fue de 20,8 millones en febrero, en 13 principales ciudades y sus áreas metropolitanas se perdieron 817.000 puestos de trabajo.

Otro dato que entregó la entidad es que la falta de empleo viene golpeando fuerte a personas con bajos niveles educativos, ya que “la tasa de desempleo, en febrero 2021, para las personas con educación básica secundaria o media fue 19,5 %”.

Teniendo en cuenta esta variable, el Dane detalló que “las personas con educación media contribuyeron con -2,4 p.p. (puntos porcentuales) en la disminución de la población ocupada en el país en febrero, y aquellas con educación básica primaria y secundaria aportaron -1,9 p.p.”.

En contraste con estas cifras, la entidad reportó que personas que tuvieron acceso a la educación universitaria y a educación técnica y tecnológica, “contribuyeron con 0,3 p.p. y 0,1 p.p., respectivamente”.

En pocas palabras, los ciudadanos con menos acceso a la educación sufren cada vez más para conseguir un buen empleo, en medio de un panorama de crisis y cierre de empresas a causa de la pandemia.

En cuanto a las ciudades en donde más se perdieron puestos de trabajo, el Dane mencionó 13: Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Manizales, Pereira, Cúcuta, Pasto, Ibagué, Montería, Cartagena y Villavicencio.

Es allí en donde el Gobierno Nacional y las entidades territoriales tienen que hacer un gran esfuerzo de inversión para generar empleos, ahora que se avecina un tercer pico del virus.