“Ningún país del mundo se ha aventurado a hacer reformas en la mitad de una pandemia”, le dijo el presidente Iván Duque a La República frente a la posibilidad de implementar una reforma tributaria, tal como lo ha anunciado Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, en días pasados.

Aunque no descartó la posibilidad de hacer una reforma y presentarla en el primer semestre del año entrante, la frase sí dejó pensativos a muchos analistas, entre ellos la panelista de Blu Radio, Paola Ochoa, quien afirmó que, en definitiva, no habrá una reforma para el año entrante pues, además, considera que la pandemia se extenderá hasta el 2022.

“El diablo está en los detalles. Esa frase de ‘Ningún país del mundo se ha aventurado a hacer reformas en la mitad de una pandemia’, a mí me dice mucho. Estamos hablando de una reforma tributaria en el primer trimestre del año entrante, cuando vamos a estar en pandemia. En 2022 vamos a seguir en pandemia”, afirmó la panelista.

(Vea también: Carrasquilla anuncia fecha para la próxima reforma tributaria en Colombia)

Para Ochoa, el presidente de la República ha comenzado a desmarcarse frente a los anuncios de Carrasquilla en cuanto a la posibilidad de presentar una reforma tributaria.

Lo que sí dejó muy claro Duque es que, más que una reforma tributaria, hay que apostarse a la recuperación de la economía nacional y la reactivación total de todos los sectores. 

“Ningún país del mundo se ha aventurado a hacer reformas en la mitad de la pandemia, y debemos enfatizar en la reactivación de los sectores y en el crecimiento económico antes de pensar en medidas fiscales”, aseguró.

De hecho, habla sobre una “estrategia fiscal que permita fortalecer la reactivación económica, la generación de nuevos ingresos, la focalización del gasto, y la sostenibilidad de las finanzas públicas en el mediano y largo plazo”.

Se refirió también al nivel de endeudamiento externo que alcanzó Colombia en medio de la pandemia como salvavidas financiero.

“En primer lugar, debe decirse que este no es un fenómeno que se haya presentado sólo en Colombia, el mundo entero aumentó su deuda pública como resultado de menores ingresos de los Estados y de mayores gastos que se efectuaron para atender a la población afectada por la pandemia”, aseguró.

Con todo y eso, no hay hasta el momento más indicios que permitan asegurar que una reforma tributaria queda descartada para el año que viene.