En una conversación con jóvenes, el jefe de Estado informó sobre el decreto 2365 de 2019 que hace efectivo el artículo 196 del Plan Nacional de Desarrollo, el cual dispone que en el 10 %, como mínimo, de nuevos empleos de las entidades públicas se contrate a jóvenes sin experiencia laboral.

“Es un voto de confianza en la juventud de nuestro país, y es una manera en la que el Estado quiere darle ejemplo al sector privado. Y donde queremos que esto llegue también a las alcaldías, a las gobernaciones, a todas las dependencias del orden descentralizado”, manifestó Duque.

El decreto, específicamente, ordena a las entidades públicas darle “prioridad a la vinculación de jóvenes egresados de programas técnicos, tecnológicos y de pregrado […] garantizando que cuando adelanten modificaciones de la planta de personal permanente o temporal, que conlleve creación de empleos, al 10 % de los nuevos empleos no se les deberá exigir experiencia profesional”.

Asimismo, la norma dice que en cargos temporales, jóvenes entre 18 ay 28 años que cumplan los requisitos y que estuvieron bajo custodia y protección del Sistema Nacional de Bienestar Familiar tendrán prioridad sobre los otros aspirantes.

Esta medida expedida el 26 de diciembre tiene el fin de “reducir significativamente la tasa de desempleo juvenil”, señala el decreto, derribando los obstáculos que ellos tienen para acceder al mercado laboral.