El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) quiso destacar la historia de Diana Bohórquez y su esposo, Mauricio Zuluaga, luego de entregar varios datos relacionados con la ocupación de las mujeres en las tareas del hogar que, en la mayoría de ocasiones, no reciben remuneración por su trabajo.

Según contó Bohórquez, administradora de empresas, su horario laboral es de ocho horas diarias, pero hay días en los que la jornada se extiende “hasta 12 0 13 horas” según el trabajo que tenga, aunque “es ocasional”.

Ante esta carga laboral, la mujer contó que su esposo ha sido de gran ayuda con las tareas del hogar, ya que también tienen un hijo que necesita tiempo de calidad y orientación en su estudio.

“Prácticamente, hago el 80 o 90 % de las labores domésticas, y nos apoyamos también con una señora que nos colabora dos veces a la semana, con el fin de que la carga doméstica no sea tan fuerte”, dijo Zuluaga, que ejerce como vicepresidente comercial en una empresa de seguros.

Con esta gran ayuda, la mujer reconoció que le ha quedado más tiempo para dedicarle a su hijo en las tardes, ya que su esposo está pendiente del niño en las mañanas.

Pero la pareja no solo comparte las labores del hogar, pues la mujer dijo que también distribuyen el dinero de forma equitativa para cubrir todos los gastos mensuales.

“Unimos los recursos y de ahí se distribuye para todo”, agregó, mientras que su esposo resaltó que esta forma de compartir les ha permitido que “todo fluya” en la familia.

El Dane compartió el video de esta historia en la celebración del Día de la Mujer, pues dijo que entre 2016 y 2017 el 54,5 % de las mujeres ocupadas “no contaba con el tiempo suficiente” para llevar a cabo las actividades básicas para su subsistencia.

Además, que las mujeres entre 25 y 44 años “dedicaron el 19,3 % de su tiempo diario en actividades de trabajo doméstico y asistencial de forma no remunerada”, según un estudio de ese mismo periodo.