Aunque no dio una fecha específica, el funcionario destacó durante la presentación del Marco Fiscal de Mediano Plazo que para que el país cumpla la regla fiscal (que está suspendida) en el 2022, será necesario aumentar los ingresos. “Creemos que Colombia tiene espacio para hacer esa corrección”.

“El momento ideal para discutir la reforma fiscal que se requiere será una vez transcurra la pandemia”, indicó Zárate, y agregó que Colombia está gastando mucho más que sus vecinos latinoamericanos y emergentes, mientras que los ingresos son inferiores.

Sobre el incremento de la deuda y el impacto de la COVID-19 sobre la economía Colombia, el documento destacó que este año subirá hasta el 66 % del Producto Interno Bruto (PIB) por efectos de la atención que se le está dando a la enfermedad y la devaluación del peso contra el dólar, que para este año cerraría en niveles inferiores a los 4.000 pesos.

“Tenemos que buscar que haya un crecimiento para que nos genere nuevos ingresos. También tenemos que encontrar alguna forma en la que todos los colombianos pongamos un poquito más para pagar esa deuda”, destacó el viceministro general de Hacienda, Juan Alberto Londoño, durante la presentación.

Una de las cifras más desalentadoras es la proyección que tiene el Gobierno sobre cuánto se derrumbará la economía este año por causa de la pandemia; según el Marco Fiscal de Mediano Plazo, 2020 sería un año para olvidar con una caída de 5,5 %. El Fondo Monetario Internacional estimó que la caída sería de, por lo menos, 7,8 %.

Además de reforma tributaria y caída de la economía, el Gobierno también anunció que tendrá que acudir a la venta de activos del Estado (privatizaciones) para conseguir 12 billones de pesos, recursos que ayudarán a mitigar el gasto en la atención de la enfermedad y sus efectos sobre los bolsillos de los colombianos.