Productos de la canasta familiar (algunos agrícolas), alimentos de mar y río, licores y vehículos son los que más sufren alzas con esta tendencia del dólar en Colombia. Dinero detalló específicamente de cuáles se trata:

Por ejemplo, los precios del pan, los huevos y el pollo se incrementarían porque los productores nacionales importan varias materias primas (la harina de trigo en el caso del pan) para la elaboración estos alimentos y el sostenimiento de los animales.

Además, la carne de cerdo, el maíz y la soya también tendrían un impacto, detalló la revista bajo el concepto de la firma de alimentos Bios, debido a la compra obligatoria de insumos desde el exterior.

A los anteriores comestibles se suman los pescados y productos de mar y río (como los camarones o langostinos), añadió.

En cuanto a bebidas, basada en cifras del Dane, el medio advirtió que los licores internacionales suben de precio a causa de la devaluación del peso colombianos. El Whisky, con un aumento de 7,2 % en lo corrido de este año hasta julio, es la bebida que más golpe recibió por la coyuntura.

Finalmente, los vehículos y algunas de sus autopartes, como las llantas (que en este año han tenido subidas del 5 % en sus valores), por necesidad y debido a que Colombia los importa, tienen alzas, concluyó Dinero.

Las anteriores afirmaciones de Dinero se complementan con un informe de El Tiempo en el que asegura que, en efecto, los precios de productos hechos a base de harinas de trigo importadas y otros alimentos (carnes) que implican insumos extranjeros tienen ese impacto.

Sin embargo, el diario entrevistó al presiente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Jaime Alberto Cabal, quien aseguró que, gracias a que la mayoría de productores y vendedores colombianos almacenan sus inventarios con un tiempo de entre uno y tres meses, estos efectos no se presentan de inmediato.