Aunque este punto lo aprobó el Congreso de la República, la Sala Plena de la alta corte determinó que el Legislativo invadió la competencia del Ejecutivo en el sentido de que el presidente Duque tenía el poder para fijar esta alza mediante un decreto, informó Blu Radio.

Gremios del sector como Fenalco y Analdex celebraron la decisión, entre otras cosas, porque habían advertido que este artículo iba a provocar un incremento en el costo del vestuario de los colombianos de hasta el 25 %, porque les saldría más caro a las marcas extranjeras traer sus prendas a Colombia, indicó la revista Dinero.

“Es un mensaje positivo para la inversión extranjera y para la estabilidad jurídica que tanto reclaman las empresas que trabajan en el país”, dijo el presidente de Fenalco Jaime Alberto Cabal, según el medio.

Quienes no están muy contentos son los promotores de la medida. La Cámara Colombiana de las Confecciones ya había anunciado que ante una situación como estas iba a pelear para defender la industria, el empleo nacional  y las posibilidades de ser mejores generadores de empleo, indicó Portafolio.