El funcionario señaló que lo que se busca es que “todos los colombianos estén sanos y que en todas las ciudades tengan alimentos que nuestro campo va a seguir produciendo”.

Para lograr eso, explicó, se van a garantizar tres cosas: la cadena logística de producción de alimentos, las importaciones de alimentos y se van a mantener los puertos abiertos para que reciban esos bienes y agroinsumos.

Adicional a eso, dijo que se coordinó con el Ministerio de Transporte para mantener la logística de los vehículos de carga continué fluyendo sin inconvenientes y así garantizar que todo lo necesario llegue a los centros de producción:

“Nuestros campesinos van a poder seguir cosechando la tierra y produciendo alimentos para que lleguen a las ciudades y a los centros poblados”.

Además, fue enfático en que todas las centrales de abasto del país van a continuar abiertas durante la cuarentena, así como los supermercados y las tiendas de barrio.

Recordó que no es necesario hacer compras excesivas porque en el aislamiento una persona por familia puede salir a hacer el mercado: “No se desesperen, no permitamos que el nerviosismo nos lleve a salir todos al mismo tiempo a comprar y que con esto los precios comiencen a incrementarse”.

No obstante, en otra rueda de prensa, el presidente, Iván Duque, y el fiscal general, Francisco Barbosa, advirtieron que habrá sanciones, incluso de cárcel para quienes acaparen dichos productos.