Las millas pueden compararse con los denominados ‘puntos’ acumulables por el consumo constante de una marca. Así lo explica el portal Compara Online.

Por lo general, las aerolíneas, en trabajo mancomunado con algunas entidades bancarias, permiten la acumulación de millas para los clientes más leales.

Pero ojo. No todas las entidades financieras permiten la acumulación de millas, por lo que ese es un detalle que es mejor saber antes de sacar una tarjeta de crédito.

¿Cómo se pueden acumular las millas?

Las millas pueden adquirirse, principalmente, por realizar compras nacionales o internacionales. Hay casos en que se reciben millas por hacer transacciones en entidades aliadas al banco con el que se tiene la tarjeta de crédito.

Dependiendo las políticas de la entidad bancaria, el usuario puede recibir millas por su aniversario de permanencia o, incluso, por su cumpleaños.

¿Cómo redimir las millas?

En general, las millas pueden usarse en productos y servicios como: tiquetes aéreos, reservaciones de hotel, reparación o mantenimiento de vehículos, programas vacacionales o recreativos, salud y tratamientos de belleza.

Según El Tiempo, hay varias aerolíneas y empresas con las que se pueden redimir las millas en el sitio web de LifeMiles, donde previamente se debe registrar la información crediticia del consumidor.

Una vez allí, se procede a utilizar las millas en el producto o servicio que se desee, mientras esté cobijado por el sistema de acumulación de millas.

En caso de que no se pueda vía página web, se puede solicitar asistencia telefónica.

De acuerdo a las lógicas de consumo, entre más se gaste en una determinada marca, lo más probable es que el número de millas sea mayor.