Los comerciantes reconocen que se registró un alza en las ventas después de la primera semana del mes pasado y, pese al temor, le pudieron sacar provecho a la época decembrina. El vilo ahora está en las marchas que se vienen desde esta semana en varias ciudades.

“Genera mucha preocupación a los comerciantes la dinámica de las marchas que se han anunciado, especialmente a partir del 21 de enero, que no tienen ningún tipo de justificación, que son inconvenientes, y que generan para el país grandes perjuicios”, señaló uno de los representantes de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), citado por Caracol Radio.

Incluso, aseguró que el arranque en materia económica del país estará determinado por el impacto que generen las marchas programadas.

La preocupación la expresaron los empresarios al revelar los resultados de las ventas en diciembre pasado. Según la Bitácora Económica que realiza la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), el 41 % de los comercios subieron sus ventas, y sus ingresos mejoraron en un 39 % en comparación con noviembre de ese mismo año.

“Los comerciantes colombianos tuvieron un aceptable cierre de año a pesar de los sobresaltos originados por las marchas de protesta. Sin duda, de no haberse registrado desde el 21 de noviembre hasta bien entrado el aguinaldo navideño la perturbación en las calles, especialmente en Bogotá, los resultados habrían sido más satisfactorios”, dijo Fenalco, citado por el portal Valora Analitik.