Las hermanas Tatiana y Natalia Solano denominaron su creación como ‘el aceite de Dios’ porque, gracias a sus compuestos de extractos vegetales y nanocarbonos, tiene la capacidad de separar el petróleo del agua con brevedad, destacó INNpulsa.

Una de ellas es ingeniera industrial y la otra bióloga y química. Las dos mujeres comprobaron que su invento también podrá ser usado en cualquier tipo de suelo y, en sí, en todo el ecosistema.

Por ‘el aceite de Dios’, las colombianas fueron seleccionadas como el mejor emprendimiento nacional y, en noviembre (en Arabia Saudita), participarán en la Entrepreneurship World Cup (EWC), que es una de las competencias más importantes del mundo en la que participan 100.000 emprendedores de 180 países, resaltó la entidad pública.

En ese certamen, las huilenses competirán contra los 10 mejores emprendimientos del mundo y participarán por el premio mayor (5 millones de dólares-16.000 millones de pesos en promedio), oportunidades de inversión y más beneficios, informó INNpulsa.

Solamente en Colombia, las mujeres ya recibieron 500 millones de pesos en premios que serán destinados en el fortalecimiento y desarrollo de su modelo de negocio, concluyó.