Eso, debido a que el sector recibió un duro golpe ante las previsiones de caída de los anuncios publicitarios en medio de la pandemia.

La empresa apuntó que los periódicos en los estados de Nueva Gales del Sur, Victoria, Queensland y Australia del Sur dejarán de imprimir y pasarán a operar apenas en línea.

“No hemos tomado esta decisión a la ligera”, dijo el presidente ejecutivo de News Corp Australasia, Michael Miller. “La crisis del coronavirus ha creado presiones económicas sin precedentes y estamos haciendo todo lo posible para preservar tantos empleos como sea posible”, añadió.

“La suspensión de nuestras ediciones regionales impresas nos ha sido forzada por la rápida disminución de los ingresos por publicidad a raíz de las restricciones impuestas a las subastas de bienes raíces, el cierre forzado de los lugares de eventos y restaurantes a raíz de la emergencia del coronavirus”, agregó.

Muchos grupos de medios australianos ya se habían centrado en el contenido en línea antes de que comenzara la pandemia.

Esta suspensión ocurre luego de una serie de anuncios de cierre de medios, incluido la agencia nacional AAP, que dejará de funcionar a finales de este año.

Esta noticia sobre periódicos impresos en Australia se suma al anuncio que hizo, a comienzos de esta semana, Gannett, el mayor editor de periódicos de Estados Unidos, en el sentido de implementar licencias rotativas y recortes salariales para su personal con el fin de enfrentar la crisis que viene provocando el COVID-19.