El funcionario enfatizó que finales de agosto la economía del país estará funcionando en un 90 %; sin embargo, no desconoció que 2020 es el peor año de la historia en lo que a esta materia se refiere, por lo que mencionó, de acuerdo con Semana, que el Producto Interno Bruto (PIB) cerrará el año con una caída del 5,5 %.

Carrasquilla no reparó en aceptar que las cifras de desempleo en Colombia son aterradoras y llegan a niveles extremos, por lo que anunció que el Gobierno adoptará un plan de reactivación con el único interés de mejorar la situación, enfocado a que se generen puestos de trabajo, añadió la revista.

En materia tributaria, el ministro reiteró que la comisión de expertos convocada por el Gobierno ya viene trabajando para entregar recomendaciones que servirán como insumo para la próxima reforma, todo esto con el fin de, según él, garantizar la inversión y la recuperación de las empresas.

“El Gobierno redoblará esfuerzos para asegurar que los proyectos privados se puedan ejecutar. Una mala transmisión de la política fiscal puede afectar el ambiente inversionistas”, enfatizó Carrasquilla citado por el medio.

Todo esto se da mientras que cientos de comerciantes en la capital del país salen a las calles desesperados a exigirles a las autoridades distritales y nacionales que reactiven todos los sectores de la economía para mitigar el impacto que ha tenido el COVID-19 sobre sus negocios.