El negocio, ubicado en la Calle 40 #21-91, en Park Way, una de las zonas más tradicionales de Bogotá, anunció que dejará de vender sus reconocidos pasteles, trufas de chocolate y otras delicias que disfrutaban los ciudadanos, especialmente en zonas cercanas.

Se trata de un negocio con una historia de más de 50 años que sobrevivió por varias generaciones y ahora decide cerrar sus puertas en medio de una de las crisis de mayor impacto en el país.

Así lo dio a conocer la pastelería Arlequín en una publicación en Facebook, en donde aprovechó para dar las gracias y despedirse de sus clientes.

“A toda nuestra distinguida clientela, proveedores y amigos queremos informales que hemos tomado la decisión de cerrar las puertas de nuestro negocio familiar Pastelería Arlequín”, dice una parte de la publicación de esta empresa familiar.

Se acaba la pastelería Arlequín en Bogotá

A través de Twitter, varios usuarios expresaron su pesar ante la decisión y destacaron que este es uno de los negocios de mayor recordación en Bogotá y hará falta por toda la tradición que representaba.

La familia de Arlequín también agradeció a sus clientes por la confianza y el cariño que recibió durante 56 años de trabajo.

“Deseamos que quede un buen recuerdo de nuestra empresa, colaboradores y de nuestros productos. Reciban un cordial saludo de su familia Kahnhauser”, dice la publicación.

Estos son algunos mensajes en Twitter de los clientes y personas que recordarán a la pastelería Arlequín: