La facturación de la empresa biotecnológica se incrementó hasta 2.492 millones de dólares, casi 74 veces más que hace un año, recopiló EFE. 

El cofundador y consejero delegado de la compañía Ugur Sahin dijo que BioNTech ha suministrado su vacuna contra el COVID-19 a “más de 90 países y territorios” y que, a su vez, “expanden el acceso a nuevas poblaciones y regiones geográficas”.

Los 1.372 millones de dólares obtenidos por la compañía equivalen a 5 billones de pesos (al cambio de hoy). Esta cantidad representa poco menos de la tercera parte del dinero (14 billones) que busca recaudar el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, en la nueva reforma tributaria que reemplazará la propuesta por el exministro Alberto Carrasquilla (de 23 billones de pesos). 

BioNTech, que vendió 10 millones de vacunas a Colombia, indicó a través de su consejero delegado que su empresa aboga por una distribución equitativa de las vacunas, pero no hizo referencia a la liberación de patentes de propiedad intelectual. 

La liberación de patentes, apoyada por presidentes como Joe Biden y Vladimir Putin, ayudaría a que cualquier laboratorio pueda producir vacunas sin tener que suscribir convenios con las farmacéuticas. 

“Lo importante es seguir asegurando que la vacuna que se produzca en Estados Unidos y Europa llegue a países en desarrollo”, respondió Sahin al ser preguntado por la liberación de patentes. 

La empresa alemana agregó que comenzará a producir su vacuna contra COVID-19 en Singapur. Esto, con el fin de producir vacunas destinadas a suplir la alta demanda regional –en Asia– y global. 

En su pronunciamiento, BioNTech también indicó que su vacuna contra el COVID-19 no requiere modificaciones para ser eficaz contra las variantes del virus detectadas a nivel mundial.