En las grandes superficies (supermercados de cadena) ya se volvió costumbre para los consumidores encontrar productos con promociones en todos los pasillos; por esto, al ser tan familiar, la estrategia dejó de funcionar ya que, según Carolina Vargas, experta en precios y promociones en diálogo con Portafolio, el 60 % de los clientes adquieren el producto con o sin el descuento, lo que al final lo hace innecesario.

“Al final los fabricantes estaban metidos en un espiral promocional demasiado fuerte, con actividades casi semanales, donde estaban dejando plata sobre la mesa porque la gente igual les iba a comprar”, destacó Vargas en el diario.

La experta resaltó en el medio que el proceso al que entrarán los grandes supermercados, justo en medio de la crisis económica que vive el país por la pandemia del COVID-19, será el de desmonte de ofertas para redefinir las estrategias ya que, pese a que “siempre se ha dicho que a los colombianos les gustan las ofertas, eso no lo dicen las cifras”.

Pero para incentivar el consumo entre los colombianos, pero con un beneficio real en ventas para los fabricantes, se acabarán las pequeñas promociones que ofrecen descuentos del 10 % (que siempre se ven), para darles paso, aunque con menor frecuencia, a las ofertas de reducción de precios del 20 % o más de los productos, indicó la experta en el periódico.

“Lo que hemos visto es que las cadenas han empezado a ser más conscientes de lo que representa en costos poner descuentos tan agresivos todo el tiempo”, mencionó Vargas en Portafolio, y agregó que con esta nueva estrategia las marcas le apuntarán a un mayor volumen en ventas, beneficiando también a los bolsillos con promociones de mayor impacto.