Egan Bernal tuvo que ser ayudado por el personal de la organización de la ronda francesa para lograr pasar ese círculo de hombres que lo rodearon intensamente por unos segundos.

Luego pasó a la zona de ‘boxes’ donde ya lo esperaba su novia, Xiomy Guerrero, y se fundieron un fuerte abrazo, donde ella le dijo: “¡Lo hiciste!”.

El pedalista bogotano de 22 años, criado en Zipaquirá, mantuvo este sábado la ventaja que tenía sobre sus inmediatos perseguidores y confirmó que es el primer colombiano y latino en llevarse el ‘maillot’ amarillo para su casa.

Este viernes solo queda el paseo del triunfo en los Campos Elíseos de París, donde se celebra el final de la carrera ciclística más importante y difícil del mundo.