Sin embargo la sanción no tendrá efecto ya que se haría efectiva a partir de la eventual inscripción del equipo en una carrera futura, lo cual no sucederá ante el anunciado final del equipo paisa.

“Teniendo en cuenta que el equipo ha anunciado recientemente su intención de suspender todas las actividades, el Comité Disciplinario ha decidido que esta suspensión comenzará a partir de la primera fecha en que el equipo se inscribiera en una carrera internacional, si corresponde“, señaló la UCI en un comunicado.

La suspensión de 45 días es el límite máximo para el caso de dos pruebas positivas en menos de un año en el mismo equipo. A menos que se reforme el equipo que competía en categoría Continental Pro (segunda división), la sanción será simbólica.

El colombiano Juan José Amador resultó positivo por un esteroide anabolizante en mayo y su compatriota Wilmar Paredes por EPO en febrero.