El lesionado fue Mario Cuéllar, defensor de Oriente que fue evacuado en una cajuela debido a la ausencia del conductor de la ambulancia aparcada cerca del campo, la cual estaba cerrada con llave.

Cuéllar sufrió luxo-fractura de tobillo y tras ser operado, estará 6 meses en recuperación, informó su club.

El incidente se presentó en el minuto 74, instante en el que el adolorido zaguero fue metido en la parte trasera de un taxi para ser llevado a un hospital. Sin embargo, el deportista no cupo y el carro arrancó con la puerta abierta hasta el extremo.

La Federación Boliviana de Fútbol recordó que el equipo anfitrión está “obligado” a brindar “todas las garantías” y que abrirá una investigación para luego tomar las “medidas correspondientes”.

Por otra parte, Oriente analiza la posibilidad de abrir un proceso legal contra el conductor de la ambulancia y la empresa de la que depende por “omisión de socorro”.

En video, la fractura y el particular traslado: