Rigoberto Urán no cedió tiempo con los favoritos del Tour de Francia en el primer examen para todos ellos y, cuando compareció ante los medios de comunicación, volvió a entregar declaraciones curiosas como las que son habituales en él desde hace un tiempo.

Al hacer el balance de la jornada en diálogo con el canal Win Sports, el líder del equipo Education First aseguró: “Lo importante era llegar adelante… más cansado que un berraco, güevón. Pero bueno, se salvó el día”.

El paisa fue uno de 16 ciclistas que llegó a la meta con el mismo tiempo del ganador, el esloveno Primoz Roglic, al igual que Nairo Quintana, Egan Bernal, Miguel Ángel López y Esteban Chaves.

Al ser consultado por el motivo por el que no se dieron ataques en el pelotón durante los kilómetros finales del último ascenso, el popular ‘Rigo’ destacó: “Lo que pasa es que veníamos a un ritmo muy alto, cuando hay un ritmo así en el grupo es difícil atacar. Ya se van viendo los que están bien de forma para pelear este Tour de Francia”.

Por su parte, sobre el estado físico suyo y el de sus compañeros, Urán concluyó: “Dani (Martínez) estaba muy aporreado. A mí me duele por acá (la espalda), pero ahí vamos bien, día por día”. Este es el video de las declaraciones del subcampeón de esta carrera en 2017: