Faustino Asprilla recordó en la emisora ese partido en el que jugó sin ropa interior y un fotógrafo capturó el momento exacto en el que su pene se salió por la parte baja del uniforme. Esa imagen se volvió un ícono y le creó una fama al exgoleador con la que tiene que convivir todavía.

“En el Parma te daban todo, toda la ropa, pantaloncillos, todo. Uno no tenía que llevar nada. Cuando voy a jugar ese partido, como yo voy a viajar después del partido, yo mando toda mi ropa al aeropuerto y me quedo con los pantaloncillos de viajar. Como no los quise sudar, ensuciar, jugué solo con la pantaloneta y al final me di cuenta que no era tan larga como yo creía”, contó el popular ‘Tino’ sobre el motivo por el que salió a la cancha de esa manera.

Asprilla le imprimió a la anécdota el humor que lo caracteriza cuando le preguntaron por su reacción cuando vio la famosa foto por primera vez. “Yo me pegué un susto. Yo dije: ‘Esto cuando fue, Dios mío bendito. Esto es imposible’. Yo estaba aquí en Tuluá, eso salió en un periódico y yo dije: ‘No, eso es mentira, es imposible’”, recordó.

Cuando sus compañeros bromearon con la posibilidad de que su esposa de ese entonces le hubiera hecho algún comentario particular, el ‘Tino’ concluyó: “Estaba casado con Catalina, en 1993. Ella ya estaba acostumbrada porque la veía todos los días”.