Aunque solo unas horas antes había dicho que el proyecto seguía adelante, e incluso mencionaba un “pacto de sangre” entre los participantes para que así fuera, Andrea Agnelli cambió de opinión intempestivamente.

En diálogo con Reuters, Agnelli dijo que sin los clubes ingleses (Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester United, Manchester City y Tottenham Hotspur), y con solo 6 participantes, el proyecto ya no podría hacerse realidad:

“Estoy convencido de la belleza del proyecto”, aseguró. “Pero para ser honesto admito que no. No creo que el proyecto siga en pie”, sentenció.

La declaración del dirigente italiano se dio justo después de que las acciones del equipo se desplomaran en la bolsa de valores como posible resultado de la salida de los equipos ingleses del proyecto.

En el transcurso de las primeras horas de este miércoles, la agencia Ansa aseguró que el Inter de Milán también había seguido el camino de los ingleses diciendo que “ya no estaba interesado en el proyecto”. Todo esto mientras que en medios españoles también se comentaba que Barcelona y Atlético de Madrid estarían a punto de seguir el mismo camino.

No obstante, el principal promotor de lo que muchos consideran un motín en el corazón de la UEFA, Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, parece seguir obstinado en su empeño. Habrá que ver si insiste al quedarse solo.