Se trata de Arieh Guberek, quien entabló una demanda en el juzgado 41 Civil del Circuito de Bogotá contra el jugador del Atlético de Madrid buscando recibir 3 millones de euros porque, según él, con su último traspaso (del PSV Eindhoven al equipo español), que se dio hace 9 meses, Arias no respetó un contrato de cesión de derechos que firmaron en 2011.

La Agencia de Periodismo Investigativo (API) encontró que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó a Guberek y varios miembros de su familia en la Lista Clinton, en 2013. El empresario estuvo bloqueado financieramente hasta el 2015, año en el que fue retirado de dicha lista. Al saber de los problemas con la justicia norteamericana que tenía Guberek, Arias decidió cambiar de representante.

Asimismo, la API estableció que Guberek y su padre donaron dinero a la campaña presidencial de Álvaro Uribe Vélez en 2002.

El contrato de cesión de derechos por el que Guberek inició este pleito legal con Arias fue firmado en 2011 y, según la API, “entregaba en un 50% sus derechos deportivos y económicos al empresario Arieh Guberek”. Por eso, ahora el representante reclama que debió recibir un porcentaje del traspaso de Arias al Atlético de Madrid.

Guberek buscó a la firma de abogados de Abelardo de la Espriella para ser representado.