Arias, que disputó este martes 77 minutos en la derrota del Atlético ante el equipo italiano por 3-0 padece una “lesión miotendinosa de grado II en la musculatura aductora del muslo”, según indicó el Atlético tras las resonancias magnéticas a las que se sometió el lateral.

‘Santi’ queda “pendiente de evolución”, aunque una lesión de grado II puede acarrear entre tres y cuatro semanas de baja, por lo que se pierde, además de varios partidos con el cuadro español, los dos encuentros amistosos de la Selección Colombia para los que había sido convocado por el entrenador Carlos Queiroz: ante Japón y Corea del Sur, los días 22 y 26 de marzo.

Ante la situación, la Federación informó que el técnico Carlos Queiroz llamó a Luis Manuel Orejuela, del Cruzeiro de Brasil, para unirse a las concentraciones de la Selección de mayores.

Entre tanto, este miércoles también se conoció que el abogado Abelardo de la Espriella inició una demanda millonaria contra el defensor. El abogado actúa en representación del empresario Arieh Guberek, que fue agente del futbolista en el inicio de su carrera, y lo señala de incumplir un contrato.

En el comunicado, difundido por la firma de abogados de De la Espriella, dice que Arias “suscribió un contrato de cesión de derechos en el año 2011, en el cual cedía, ‘en forma gratuita el 50 % de sus derechos deportivos, económicos y de inscripción (…)’”.

Según el documento, el futbolista habría incumplido ese contrato, por lo que Guberek exige que Arias le pague la “proporción debida de los derechos económicos” entre las que se encuentran, “las comisiones derivadas de las negociaciones con el Sporting Sad, de Portugal, y el PSV Eindhoven, de Holanda”; suma que, de acuerdo con el abogado, supera los 3 millones de euros (más de 18 mil millones de pesos).