Nairo Quintana emitió un comunicado para dar detalles de la operación a la que se sometió durante las últimas horas en Lyon, Francia, para solucionar las dolencias en sus dos rodillas con las que quedó luego de la caída en el Tour de Francia.

El ciclista colombiano empezó precisando que a él le practicaron una artroscopia en sus rodillas, que tuvo un resultado exitoso. Además, el procedimiento fue ambulatorio, algo que sienta un buen precedente pensando en el tiempo de su recuperación.

Sin embargo, Nairo confirmó que podrá volver a entrenar en las carreteras en un tiempo máximo de tres meses. Eso quiere decir que el boyacense terminará el año sin realizar los entrenamientos habituales de su carrera.

De todas maneras, el tiempo está del lado del líder del equipo Arkea ya que la temporada ciclística ya está llegando a su fin y él volvería a tener competencias importantes en el mes de febrero.

Quintana pudo dejar la clínica en la que fue operado caminando en muletas y está esperanzado en que su recuperación avance de la mejor manera. “Pronto seguiré contándoles sobre la evolución y todos los aspectos de mi recuperación, para que con éxito, actitud y salud pueda seguir llevando alegría a todos los fanáticos del ciclismo“, concluyó el deportista.