Nairo Quintana reapareció públicamente, aunque no por los motivos que quisieran sus seguidores. El ciclista colombiano se refirió al estado de salud de su papá, don Luis Quintana, quien está hospitalizado por COVID-19 y tuvo días difíciles como consecuencia de la enfermedad.

El líder del equipo Arkea empezó su mensaje agradeciendo el apoyo que ha recibido por parte de sus fanáticas y confirmó que dio negativo a la prueba a la que se sometió luego de conocer el contagio de su papá. Por lo tanto, Quintana viajará en los próximos días a Europa, para sumarse a los trabajos de su equipo y preparar su primer carrera en esta temporada, que será en Francia: el Tour de los Alpes Marítimos, competencia que el boyacense ganó el año pasado.

Sobre la evolución de su padre, Nairo entregó palabras alentadoras: “Mi papá ha estado un poco complicado, pero ya está bastante estable”.

De igual manera, el deportista insistió en que los colombianos no se pueden relajar en cuanto a las medidas preventivas contra el coronavirus se refiere. “Los invito a que nos sigamos cuidando, protejamos a nuestros seres queridos, evitemos reuniones, aglomeraciones, este virus está muy difícil”, concluyó Quintana en su publicación.

El ciclista nacional está a la expectativa de ver si lo invitan o no al Giro de Italia, la gran vuelta que más ganas tiene de correr este año. Esta semana se confirmó su participación en el Tour de Francia, pero de todas maneras Nairo sigue en vilo por lo que puedan decidir los organizadores de la ‘Corsa Rosa’.

En un par de semanas se dará el regreso a las competencias de Quintana, quien no corre desde el Tour del año pasado y se sometió en octubre pasado a una cirugía en sus dos rodillas.