Los aficionados desataron toda su euforia cunado el combinado ‘cafetero’ salió rumbo al estadio Casa Blanca, de Quito, sede del compromiso válido por la cuarta fecha.

Uno de los que más histeria causó fue James Rodríguez, que fue aclamado a todo pulmón por hinchas que lejos de respetar el distanciamiento social para evitar posibles contagios por coronavirus, se quitaron las mascarillas para gritar más fuerte.

Los futbolistas de la Selección Colombia subieron al bus sin tener contacto cercano con el público, pues un vallado lo impidió.

Este fue el único momento en el que los seguidores lograron ver a sus ídolos, ya que los compromisos de la Eliminatoria suramericana se vienen disputando a puerta cerrada.

Hinchas de Colombia en Ecuador antes del partido de la Selección: