Eduardo Pimentel estuvo en el ojo del huracán por varios motivos durante los últimos días. El primero de ellos fue la oferta de trabajo que publicó en su cuenta de Twitter, en la que indicaba que buscaba una tesorera para su equipo de fútbol, el Boyacá Chicó, pero que la condición más importante en el perfil de las interesadas es que sean uribistas, en vez de “mamertas, izquierdosas, comunistas o tibias”.

Tan solo dos días después de ese comentario, el presidente del equipo boyacense quedó muy mal parado luego de que las mujeres que confeccionaron toda la ropa deportiva del club protestaran en el estadio de Tunja, reclamando que Pimentel les pagara los más de 25 millones de pesos que les debe desde inicios de este año.

Pimentel recibió comentarios de todo tipo por la forma como aseguró que quería contratar una tesorera para las labores administrativas del Chicó, pero encontró respaldo en María Fernanda Cabal, la senadora del Centro Democrático.

La congresista se pronunció al respecto en Twitter diciendo: “Cada cual decide a quién contrata. ¿O toca pedirles permiso a los mamertos?”. Varios de sus seguidores la apoyaron, aunque otros le insistieron en que el directivo estuvo mal en cómo publicó la oferta laboral.

El presidente del club boyacense, que está en el puesto 18 de la tabla de posiciones y podría descender el otro año, es un confeso seguidor del expresidente Álvaro Uribe y en sus redes sociales suele hacer publicaciones bastante enérgicas a su favor.

María Fernanda Cabal respalda polémica oferta laboral de Eduardo Pimentel

A continuación, el mensaje de la senadora al respecto: