Este jueves un juez federal argentino confirmó que Mauricio ‘Chicho’ Serna, María Isabel Santos Caballero (viuda de Pablo Escobar) y Juan Sebastián Marroquín Santos (hijo de Escobar) serán llevados a juicio oral porque declaró clausurado el caso que se inició contra ellos desde hace unos años por supuesto lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

Medios argentinos señalaron que el popular ‘Chicho’ quedó mal parado luego de que el narcotraficante colombiano José Piedrahita Ceballos decidiera colaborar con la Justicia argentina en calidad de arrepentido y asegurara que el exfutbolista participó en las actividades delincuenciales de las que se le acusa.

Piedrahita manifestó que Serna fue testaferro de Carlos Mario Aguilar, alias ‘Rogelio’, quien fue en su momento jefe de la Oficina de Envigado, detalló el diario argentino La Nación.

Por su parte, el diario Clarín agregó que el narcotraficante colombiano también aseguró que el dinero que él invirtió en Argentina lo consiguió a través de Serna.

El narco acordó con las autoridades argentinas el pago de 4 millones de dólares, una multa de 165 millones de pesos argentinos y aceptó una pena de cinco años de prisión.