Sin embargo, los tenistas caleños se sobrepusieron al irregular nivel que tuvieron después de coronarse en el Grand Slam más importante de la temporada y superaron a Nick Kyrgios y Stefanos Tsitsipas con parciales 6-1 y 7-6.

Después de ganar Wimbledon, Cabal y Farah quedaron eliminados bastante temprano en los torneos de Washington y el Masters 1000 de Montreal. Esos malos resultados fueron los que los pusieron contra la espada y la pared para la primera ronda de Cincinatti.

La victoria de este martes también fue importante para ellos porque confirmó su clasificación al Torneo de Maestros de Londres, que reúne a las 8 mejores parejas de dobles de la temporada. Cabal y Farah jugaron ese torneo el año pasado y se ubicaron entre las cuatro mejores duplas, siendo eliminados en las semifinales.