Desde Inglaterra, James Rodríguez vive un nuevo y amargo episodio con la Selección Colombia. El volante cucuteño fue el centro de críticas y acusaciones durante toda la semana por un supuesto enfrentamiento con Luis Fernando Muriel que, dice Javier Hernández Bonnet, fracturó el grupo en la pasada fecha de las Eliminatorias Sudamericanas.

Pero este no es el primer momento triste que vive el volante cucuteño en la Tricolor. Durante sus once años vistiendo la camiseta amarilla, azul y roja, James ha pasado por críticas, discusiones, eliminaciones deportivas y otros instantes que lo han hecho derramar lágrimas.

Su primera eliminación con la Selección Colombia

Quizás el primer momento de tristeza fue con la Selección Sub-20, en el 2011. Colombia fue sede del Mundial de la categoría, pero quedó eliminada luego de perder por 3-1 en los cuartos de final contra México. Era la primera gran decepción futbolística de James.

La tristeza del Mundial de Brasil

Pero quizás la eliminación más recordada es la del Mundial del 2014. En aquel torneo, James era la gran estrella de Colombia y había marcado un golazo en los octavos de final contra Uruguay. En los cuartos de final se enfrentó con Brasil, que se encargó de amilanarlo con durísimas patadas y finalmente la Tricolor se despidió del campeonato internacional.

El decepcionante Mundial de Rusia

El Mundial de Rusia también dejó una imagen de él notablemente triste. James participó poco de ese torneo por culpa de una lesión en el sóleo, la misma que lo atormentó en su paso por el Real Madrid. Por eso tuvo que ver el duelo contra Inglaterra desde la tribuna y allí, como un hincha más, pasó del éxtasis del gol de Yerry Mina a la frustración de la eliminación por penaltis ¡Qué Momento amargo!

En medio de la pelea entre el Real Madrid y la Federación Colombiana de Fútbol

Pero las situaciones incómodas no las ha vivido solamente en lo deportivo. En el 2016, James estuvo en medio de una discusión entre el Real Madrid y la Federación Colombiana de Fútbol. El volante se lesionó el fin de semana antes de unirse a la Selección y aunque el parte oficial era una lesión en el sóleo, los médicos de la Tricolor lo hicieron viajar hasta Paraguay para comprobar que sí era cierta dicha molestia. Efectivamente, James estaba lesionado y tuvo que regresar a Madrid para empezar la recuperación. Allí se terminó de fracturar la relación entre el club y el cucuteño, quien terminó saliendo sin pena ni gloria.

La supuesta ‘pistola’ a la prensa

Antes del actual episodio, el momento de más tensión entre James y la prensa sucedió en marzo del 2017. Mientras estaban en una concentración en Bogotá, el fotógrafo Luis Acosta, de AFP, capturó  una imagen de James haciendo ‘pistola’ mientras parecía mirarlo. Dicha fotografía salió en todos los medios del país porque, como recoge El Heraldo, el futbolista había hecho esa señal a la prensa que estaba en la sede de la Federación Colombiana de Fútbol.