Después de su regreso de la primera doble fecha de las eliminatorias sudamericanas con la Selección Colombia, el rendimiento de James Rodríguez bajó notablemente. Además, la carga física y exigencia competitiva de la Liga Premier fueron factores claves para el jugador colombiano terminara este año de una forma no deseada.

Una lesión muscular fue el detonante para que el cucuteño se ausentara en los recientes partidos del Everton. El último encuentro que James disputó fue el pasado cinco de diciembre en el que su equipo empató con el Burnley. Desde ese momento, sin el colombiano en cancha, los ‘toffees’ jugaron contra clubes como el Arsenal, Chelsea y Manchester United, este por la Copa de la Liga.

Aquí está una publicación de James Rodríguez en Instagram antes de sufrir la molestia física:

Con el paso de los días la preocupación era mayor. En varias declaraciones, Carlo Ancelotti descartaba al jugador y no daba mayores detalles de la lesión. Sin embargo, el mismo James Rodríguez, en una transmisión a través de la plataforma Twitch, aseguró que ya estaba bien: “En unos pocos días juego”. Este anuncio sorprendió a muchas personas porque lo hizo mientras jugaba ‘Call of Duty Warzone’.

El próximo partido del Everton era contra el Manchester City, pero por casos de contagios en el equipo de Pep Guardiola, el encuentro fue aplazado. De esta forma, el siguiente equipo que está en la agenda de los ‘toffees’ es el West Ham, cuando se enfrenten el primero de enero. Se espera que el mediocampista colombiano esté en la lista de convocados.