El Deportivo Cali sigue siendo víctima de actos violentos por parte de sus hinchas. Un grupo de cerca de 80 aficionados le lanzó piedras al bus del equipo cuando estaba llegando al estadio para el partido contra el Pasto de este lunes, mientras que en la madrugada del martes la atacada fue la sede administrativa del equipo vallecaucano.

Horas después de que el Cali empatara a un gol y completara nueve partidos consecutivos sin ganar, algunos vándalos se dirigieron hacia el norte de la capital vallecaucana para lanzar piedras a los ventanales de las oficinas del equipo ‘azucarero’.

Desde las primeras horas de la mañana se conocieron algunas imágenes de cómo quedó la fachada del edificio y en ellas se aprecia que varios vidrios quedaron quebrados por el impacto de las piedras.

Este es el cuarto episodio tenso que protagonizan aficionados del cuadro verde contra los integrantes de la institución. El pasado jueves, unos hinchas increparon al técnico Alfredo Arias en el hotel de concentración en el que estaban y por poco se desata una pelea a puños entre las partes. Pero eso no fue todo, ya que el domingo otro grupo de aficionados ‘apretó’ a los jugadores durante un entrenamiento en la sede deportiva del equipo.

Luego de que le lanzaran piedras al bus del equipo antes del partido contra el Pasto, ni el técnico Arias ni los jugadores del Cali reprocharon el actuar de los aficionados. Los protagonistas aceptaron que deben sacar resultados sí o sí y que entienden el malestar de los hinchas.

El club vallecaucano es séptimo en la tabla de posiciones de la Liga BetPlay, pero todavía no ha tenido su fecha de descanso. Así las cosas, con una combinación de resultados en los próximos días, es posible que los ‘azucareros’ salgan del grupo de los ocho clasificados, en el que están desde las primeras fechas por empezaron el campeonato con sumando 16 puntos de 18 posibles.

A continuación, algunas imágenes que se conocieron de cómo quedó la sede administrativa del Cali luego de que fuera atacada a piedra: