La información ventilada por el comentarista tuvo como respuesta un comunicado de James Rodríguez en el que desmintió las agresiones y donde anunció que procederá “en ley donde sea necesario” contra “los responsables de esas historias”.

Frente a esta postura, el periodista señaló que tiene pruebas, que no le teme al tema judicial y que si debe revelar su fuente, lo hará.

Sin embargo, el propio Javier Hernández Bonnet aclaró en ‘Blog deportivo’, programa de Blu Radio, que quien verdaderamente está en problemas es la persona que le contó lo sucedido en el vestuario de la Selección Colombia.

“Mi fuente sabe en qué lío está porque sabe que yo me estoy chupando todo [el escándalo] y que estoy de pararrayos”, señaló inicialmente.

Y agregó que lo que dijo es tan real y tan cierto, que hay quienes están detrás de la persona que le suministró la información.

“Mi fuente sabe que lo están buscando desesperadamente, no falta sino que pongan aviso de ‘se busca’ y ofrezcan recompensa”, concluyó.