El estratega se refirió al deteriorado césped de Zipaquirá, donde se disputó el partido correspondiente a la segunda fecha de la Liga Betplay debido a las restricciones que hay para jugar en Bogotá por la alerta roja sanitaria.

“Lo más sobresaliente, gracias a Dios, es que ningún jugador salió con una rodilla o un tobillo hecho pedazos”, expresó el timonel verdolaga en la rueda de prensa posterior al compromiso.

Y agregó que los baches, partes quemadas y demás irregularidades del pasto impiden elaborar un correcto análisis de lo sucedido.

“El terreno de juego no da para hacer un balance… No se puede hablar sobre lo que nosotros o el rival pudo hacer en esta cancha”, enfatizó.

Y cerró el tema indicando que su equipo mejoró cuando identificó los únicos sectores por los que rodaba bien el balón.

“Teníamos que reconocer antes el estado de la cancha… En el segundo tiempo logramos desplegar más combinaciones y llegadas por los costados, que eran las únicas zonas buenas”, explicó Alexandre Guimaraes.

Entre tanto, aclaró que la derrota que se debió a “una distracción” y que a sus hombres les hace falta “mejorar en el último cuarto para definir las jugadas”.

El resultado dejó a Atlético Nacional con 3 unidades en la tabla de posiciones, mientras que Equidad llegó a 4 puntos.

Guimaraes se queja de la cancha luego de caída de Nacional ante Equidad

En video, las palabras del director técnico verdolaga (a partir del minuto 3:40):