Así fue como amigos homenajearon a Alexander Martínez, un joven futbolista de 16 años que salió de su casa a comprar una gaseosa en una tienda y recibió por error el disparo letal de un policía, quien lo confundió con un delincuente.

El grupo de compañeros del joven asesinado decidió rendirle un último adiós en la cancha, recreando una anotación convertida por él. Para ello, uno de sus amigos envió el balón en dirección del ataúd, para que el esférico, al chocar con este, tomara rumbo hacia el arco que estaba en frente.

Después de la anotación, los adolescentes se reunieron encima del ataúd y no pudieron contener el llanto por la pérdida de su ser querido.

El equipo mexicano Monterrey había fichado a Martínez para que hiciera parte de la filial en el estado de Oaxaca. El sueño del joven quedó tristemente sepultado y en esa región del país azteca se suscitaron bastantes protestas sociales en contra de la forma como muchos policías están actuando en las calles.

Este es el video del gol que recrearon los amigos de Alexander: