Radamel Falcao García ya completó un mes y medio sin jugar con el Galatasaray, por cuenta de la última lesión que aquejó y lo sacó de las canchas más tiempo de lo pensado. Es la cuarta ocasión en poco más de un año en la que el delantero se queda al margen del plantel principal por dolencias físicas, y eso tiene al límite a los directivos del equipo turco.

Así lo han venido reseñando desde hace un par de semanas los medios de comunicación deportivos de ese país. La más reciente publicación al respecto es del portal Sporx, que en un artículo asegura que el Galatasaray está “muy decepcionado” con Falcao y que su reemplazante sería escogido entre el croata Mario Mandzukic y el nigeriano Ahmed Musa.

Ese medio fue más allá y aseguró que el propio técnico del equipo de Estambul aprobó una posible salida de Falcao, sin importar que su contrato finaliza en junio de 2022.

Desde el último mercado de pases se especuló bastante con un posible interés del Inter Miami por el colombiano. David Beckham es dueño de ese equipo estadounidense, cuyos aficionados diseñaron camisetas con el apellido del ‘Tigre’ hace algunos meses, ilusionados con el arribo de él a su país.

Las lesiones han hecho que Falcao se haya perdido 28 partidos desde su llegada a Turquía, que fue en agosto del año pasado. El colombiano solo ha disputado 29 juegos en ese periodo, lo que quiere decir que no ha estado disponible para su técnico en casi la mitad de los encuentros programados.

Además de las constantes lesiones del delantero samario, los directivos del Galatasaray también verían con buenos ojos su salida por otro motivo más: se ahorrarían el sueldo más costoso de todo el equipo, que es el de él. En tiempos de dificultades económicas por cuenta de la pandemia de coronavirus, ese dato no es menor.

Falcao empezó muy bien la presente temporada, con cinco goles y dos asistencia en los primeros siete partidos, ilusionó a los hinchas turcos con que en su segunda temporada daría un salto de calidad importante, pero eso no pudo ser así en los últimos meses. De todas maneras, su equipo es colíder de la liga turca y ha tenido un mejor rendimiento que el año pasado, cuando fue sexto en el torneo local.