Los futbolistas se grabaron parodiando la coreografía del cántico que se convirtió en el máximo ícono de las protestas feministas en varios países del mundo, durante varias semanas.

Como era de esperarse, el video de la burla se viralizó en redes sociales y causó indignación en una parte de la opinión pública mexicana. En ese país, la actitud de los futbolistas fue ampliamente rechazada porque se dio al mismo tiempo que México estaba preocupado por el paradero de una joven que desapareció después de tomar un taxi.

El América de México se unió a las voces de rechazo por lo que hicieron sus futbolistas juveniles y emitió un comunicado en el que aseguró que tomará medidas disciplinarias contra los involucrados, que capacitará a sus jugadores en la prevención de temas de violencia de género y que no comparte esas actitudes.

Creemos que de este desafortunado incidente podemos aprender todos, y con educación, ayudar a combatir la violencia de género con iniciativas lideradas por expertas en la materia. Nos sentimos profundamente apenados por los hechos”, señaló la institución azteca.

A continuación, el video en cuestión y el comunicado que emitió el América de México: