Nairo Quintana superó el bravo examen al que se enfrentó el pelotón del Tour de Francia cuando en el remate de la jornada de este viernes se formaron abanicos por los vientos que cruzaron la carretera. El colombiano llegó a la meta sin perder tiempo con sus rivales, a diferencia de lo que le sucedió a hombres de peso como Tadej Pogacar, Mikel Landa y Richie Porte.

Es por eso que el boyacense terminó muy feliz la etapa y así lo demostró cuando se encontró con sus compañeros en el bus del equipo Arkea. A Nairo se le vio una sonrisa enorme y se dio dos abrazos sentidos con Connor Swift y Kevin Ledanois.

Quintana demostró su experiencia y se ubicó muy bien cuando el trabajo del equipo Ineos dividió en dos el pelotón. Una jornada como la de hoy fue la que privó al colombiano de ser campeón del Tour de Francia 2015, cuando perdió minuto y medio en la segunda jornada, en la que hubo abanicos, y al final quedó segundo en la general a un minuto y 20 segundos de Chris Froome.

Luego de superar la exigente etapa de este viernes, el campeón del Giro de Italia 2014 y la Vuelta a España 2016 es sexto en la clasificación, a solo 13 segundos del líder Adam Yates. Respecto a sus rivales por el título, el colombiano solo ha cedido 10 segundos con Primoz Roglic, quien ganó la etapa 4.

Este sábado llegan los Pirineos y el perfil de la fracción tiene tres puertos de montaña duros, en los que se podrían dar ataques que generen movimientos importantes en la clasificación. A continuación, el video que demuestra la felicidad de Nairo luego de salir ileso de la que hasta ahora ha sido la mejor etapa del Tour de Francia: