Everton perdió por 2-0 contra el Chelsea, equipo con el que peleará palmo a palmo en las últimas diez fechas de la Premier League por el último cupo a la próxima Champions League. El equipo dirigido por Carlo Ancelotti tenía una oportunidad perfecta de llegar con una ventaja considerable respecto a su rival al tramo final de la temporada, pero ahora tendrá que remontar si quiere regresar al torneo de clubes más importante del mundo.

James Rodríguez ni siquiera fue convocado. El colombiano continúa lesionado y no fue tenido en cuenta por su técnico para el partido de este lunes. El italiano advirtió ayer que el volante zurdo volverá a competir el próximo sábado, cuando se equipo se enfrente ante el Burnley.

Así las cosas, el Everton perdió una racha de tres victorias consecutivas que había cosechado en las últimas dos semanas, periodo en el que derrotó al Liverpool (2-0), al Southampton (1-0) y al West Bromwich Albion (1-0).

El equipo azul de Liverpool venía sacando buenos resultados en los partidos en los que no contó con James. De hecho, tenía siete victorias seguidas en los encuentros en los que no fue convocado el colombiano por lesión.

El Chelsea abrió el marcador al minuto 31, gracias a un autogol del defensor Ben Godfrey. En el segundo tiempo, los de Londres decretaron el 2-0 final con un penalti que fue ejecutado al minuto 65 por Jorginho.

De esta manera, el Chelsea se reafirmó en el cuarto lugar de la Premier League, mientras que el Everton se quedó estancado en el quinto puesto y ahora está a cuatro puntos de su rival directo. Sin embargo, el equipo de James y Mina tiene un partido aplazado contra el Aston Villa, que ahora está obligado a ganar para quedar a un solo punto de los dirigidos por Thomas Tuchel.