La idea se celebrar su ascenso con una estríper en el camerino fue del secretario del equipo, Francesc Romero, quien no mantuvo en reserva su idea porque la planeó como una sorpresa para todos los integrantes del club, reseñó el diario El País.

Los jugadores del Llançà gozaron con el show de la estríper que les llevaron, pero no dimensionaron el alcance que tendría su actuar. Videos de la situación se viralizaron en España y todo el mundo, con críticas a los directivos del equipo por permitir ese espectáculo.

La diversión de los miembros del equipo que estuvo presente en la celebración de su ascenso se convirtió en arrepentimiento con el pasar de las horas. El secretario reconoció que se equivocó con su idea y que debió pedirles permiso a las autoridades locales.

Sin embargo, Romero también catalogó como exagerado el debate que se generó en España después de que se viralizaran las imágenes de la insólita celebración.

Por su parte, el equipo ofreció disculpas a través del siguiente comunicado: “Querríamos pedir disculpas si en algún momento alguien se sintió ofendido por los hechos que ocurrieron en los vestuarios una vez finalizado el partido del primer equipo. En ningún momento se hizo con el ánimo de ofender a nadie, sino en motivo de celebración por el ascenso a Segunda Catalana. Fue un regalo que hizo una persona. En ningún caso el club formó parte de él. De nuevo pedimos disculpas si se ha herido la sensibilidad de alguien.”

Estas son las imágenes de la celebración: