Luego de la muerte de Diego Maradona desencadenó la eterna discusión de sus hijos no reconocidos.

Hasta el momento de su fallecimiento, el astro argentino dejó cinco hijos legítimos: Diego Armando, de su relación con Cristina Sinagra en Nápoles; Dalma y Gianinna, quienes nacieron de su relación con su exesposa Claudia Villafañe; Jana, de un affaire con una joven platense; y Dieguito Jr, a quien tuvo con Verónica Ojeda, otra de sus parejas.

Estos son algunos de los mensajes de los hijos reconocidos en los ocho días de su fallecimiento.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Dalma Maradona (@dalmaradona)

Los hijos no reconocidos de Maradona en Argentina

Sin embargo, son varias las historias de jóvenes que dicen ser hijos del fallecido. Durante las últimas semanas, el que más ha tomado protagonismo es Santiago Lara. Él es un joven platense de 19 años que pide la exhumación del cadáver para realizarse la prueba de ADN que en vida no le permitieron.

Su caso se conoció hace más de 7 años en la prensa, pero nunca hubo avances con Diego en vida. Quien inició la búsqueda de la verdad ante la justicia fue su madre, quien falleció por causa de un cáncer de pulmón. La identidad de Santiago Lara se mantuvo oculta hasta que en 2016 apareció por primera vez en televisión para contar su historia. De ahí para adelante poco se supo de su relación con su posible padre, aunque el abogado Matías Morla manifestó su intención de ayudarle. Esta es la primera imagen que se conoció de él cuando era adolescente y  tiene un gran parecido al ’10’.

 

Así lucía Santiago a los 16 años. FOTO: AS.
Así lucía Santiago a los 16 años. FOTO: AS.

Aunque así se ve ahora.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de santiago lara (@_santilaraok)


Pero no es el único. También en Argentina apareció Magalí Gil. Actualmente tiene 25 años, pero fue hasta hace dos que ella se enteró que Maradona sería su padre. Ella fue abandonada por su madre desde que nació, pero un matrimonio la adoptó desde esa época y con ellos creció. 

Con 23 años tuvo sus primeros contactos con su mamá y fue ella quien le contó que su padre era Diego Maradona. Su caso se hizo público y empezó su tortuoso camino para ser reconocida. En este caso también hubo buena relación con el abogado Morla, pero nunca se avanzó en nada. En una cuenta de instagram que recién abrió envió un mensaje.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Magali Gil (@maguigil)

La mujer demandó desde el 2019 por filiación y asegura que su intención no es recibir ningún rédito económico, sí busca que le sean reconocidos sus derechos como hija de Diego Maradona y así también conocer la identidad de su verdadero padre.

Luego de la muerte del ‘Pelusa’, la mujer anunció que seguirá con este trámite legal.

Los hijos no reconocidos por Maradona en Cuba

En Cuba también hay cuatro supuestos hijos de Maradona, aunque de ellos no se sabe mucho de su identidad. Es de conocimiento público que él tenía una gran afiliación política con Fidel Castro y que permaneció mucho tiempo en ese país.

Según se supo en 2019 por boca del letrado Morla, los hijos del exfutbolista se llamarían Joana, Lu, Javielito y Harold, quienes nacieron de mujeres diferentes. Ellos tuvieron la posibilidad de reunirse con él cuando viajó al funeral del mandatario cubano en el 2016 y aunque tenía intención de reconocerlos, no se conoce si esta diligencia sí se cumplió.

Maradona habría aceptado como legítimo un hijo que no es suyo

Luego de la muerte de Maradona, el periodista Luis Ventura reveló que uno de los hijos reconocidos de de Diego Armando no tiene sus genes.

Según dijo, el exfutbolista se enteró de esto antes de su muerte, pero nunca lo hizo público él ni sus allegados.

Los únicos que se podrían poner en duda son Diego Fernando y Jana, pues ninguno de ellos nació de una relación formal. Ventura indicó a ninguno de los dos se les practicó la prueba de ADN en el pasado, pero se les reconoció como hijos por un litigio que determinó fallando a favor de los jóvenes. Al hombre italiano tuvo el respaldo de la justicia italiana y la mujer ganó el proceso en los tribunales argentinos.