Los expertos harán análisis de orina, sangre y demás muestras que fueron tomadas del cuerpo del popular ‘Pelusa’ en el momento de la autopsia, en donde le detectaron una miocardiopatía dilatada, mal consistente en debilidad del músculo cardíaco e insuficiencia del corazón para bombear la sangre, según explicación de Mediline Plus.

Además, la web argentina de Marca señaló que el corazón de Diego Maradona pesaba 500 gramos, el doble de lo normal, y que se hará énfasis especial en esta situación.

El medio agregó, que frente a las diversas versiones sobre las últimas horas del famoso ‘10’, se intentará establecer cómo fue su muerte y “si había consumido alcohol, drogas o alguna otra sustancia”.

La exhumación de los restos para más estudios podría tener luz verde este viernes 4 de diciembre, cuando un juez se pronunciará sobre dicho procedimiento, pues un supuesto hijo del exfutbolista está pidiendo un examen de ADN para saber si Maradona era su verdadero papá.