Todo se debe al pedido de Santiago Lara, un joven cuya madre falleció de cáncer y que antes de morir le habría confesado a su pareja del momento que el verdadero padre de su hijo era el popular ‘Pelusa’.

La mujer era una modelo con algún reconocimiento, se llamaba Natalia Garat y habría quedado embarazada luego de un encuentro íntimo con el famoso ‘10’.

Ahora, el supuesto hijo de Diego Maradona, que se enteró del secreto que tenía su mamá por boca del hombre que lo crío, solicitó la exhumación para hacer una prueba de ADN y corroborar si el astro del fútbol es su verdadero papá, señalaron sus abogados en el programa Suelta la sopa’.

Los representantes legales del joven avisaron en el mismo medio que la justicia argentina exigirá la exhumación este 4 de diciembre si Lara y su padre de crianza se hacen una prueba inicial y esta sale no compatible.

Según el joven, llevaba un año pidiéndole la prueba de ADN a Maradona, pero este siempre se habría negado a dársela, por lo que ahora que falleció, le pareció más fácil lograr su cometido.

Los abogados mostraron en el programa documentos en los que un juez prohíbe cremar o embalsamar el cuerpo, cambiar la lápida y abrir la tumba.

Además, le pide al cementerio proteger el lugar para que nadie pueda manipular nada hasta que se autorice o no la exhumación.

Hasta el momento, Maradona tiene 5 hijos reconocidos, pero recientemente uno de sus representantes legales habló de otros 3 que habría dejado en Cuba, donde estuvo en trstsmiento de desintoxicación.

En video, el informe con los respectivos testimonios (desde el minuto 0:40):