Los beisbolistas habrían sido engañados por un promotor que les prometió participar en un torneo internacional en Nueva York.

“Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores hacemos un llamado para que los colombianos se informen antes de tomar alguna decisión que los ponga en riesgo”, apuntó la información.

Los deportistas fueron abandonados por el supuesto agente en un hotel, pero fueron asistidos por el consulado de Newark desde el 28 de julio de 2019. Un día después se sumó el consulado de Nueva York, que ha garantizado al grupo la alimentación y el transporte a esa ciudad.

Allí las autoridades se reunieron con los padres de los menores para “brindarles asistencia y orientarlos en todo el proceso de denuncia frente a las autoridades norteamericanas” hasta que regresen a Colombia.