Es por eso que, al menos en el papel, la 106 edición del Tour de Francia anticipa que será un escalador quien termine por hacerse con el maillot amarillo el próximo día 28 en París.

Ahí estará la clave de una de las ediciones más abiertas de los últimos años. En ausencia del tetracampeón británico Chris Froome y del holandés Dumoulin las apuestas se reparten entre el defensor del título, el galés Geraint Thomas, su compañero colombiano del Ineos Egan Bernal, como principales referencias y un grupo de candidatos con Vincenzo Nibali, Nairo Quintana, Adam Yates, Romain Bardet, Rigoberto Urán y el español Mikel Landa.

Junto a Sergio Luis Henao, el cuarto colombiano en carrera, se puede decir que la legión colombiana está hecha para la montaña, por lo que la victoria está más cerca que nunca, pero habrá que pedalear mucho para alcanzarla.

Los escaladores tendrán opciones de enjugar el tiempo que pierdan contrarreloj en 8 etapas de montaña. Tras la crono por equipo del segundo día llegará el primero de los cinco final en alto del Tour 2019 en La Planche des Belles Filles, sexta jornada.

Importante será la cromo individual sobre 27 kms en Pau, decimotercera etapa. La última semana de carrera incluye cinco etapas de montaña con tres finales en alto, por lo que nada estará definido hasta entonces.

Las cinco metas en alto serán las de La Planche des Belles Filles, Tourmalet, Prat D’Albis, Tignes y Val Thoren.